Jin Xing, el coronel del Ejercito rojo que se convirtió en bailarina

 

La vida de Jin Xing no fue fácil. Nacida en China en 1967 de una familia coreana, su padre era policía. Aunque desde muy niña mostró predilección por la danza, su camino no iba a ser fácil.”Desde los seis años sabía que algo no estaba bien. Cuando había tormenta imaginaba que si un relámpago caía sobre mí, tal vez podría convertirme en una niña. Algunas veces llegaba a casa con toda la ropa mojada esperando a que eso ocurriera” cuenta en la entrevista que os cuelgo.

 

A la edad de nueve años se unió al Ejercito Popular de Liberación donde recibió entrenamiento militar y formó parte del ballet del Ejército. Aunque forzada a ocultar sus inclinaciones, ella lo recuerda como un espacio de libertad pues era la más pequeña del ballet y le permitían hacer papeles femeninos. No podemos olvidar la secular tradición china de los actores masculinos representando papeles femeninos, como los onagata japoneses. Destacó en el ejército como artillero donde llegó a alcazar el grado de coronel y llegó a convertirse en uno de los bailarínes más conocidos de China pues era el único hombre capaz de bailar en puntas.

 

En 1987, Jin se marchó a Nueva York con una beca de cuatro años estudiando en las escuelas de Cunningham, Graham y Limon. La vida de Jin cambió de una forma radical. Durante los noventa viajó por Europa y dio clases de danza en Roma del 91 al 93, volviendo a China a la edad de 26 para realizarse una operación de cambio de sexo en 1996. Mucha gente intentó disuadirla. Ya había alcanzado la fama en su país y gozaba de un alto grado de libertad, ¿por qué ponerlo todo en riesgo? Sin embargo, como ella misma afirma, no le importaba el amor de los demás si no el amor por sí misma. Como resultado de la operación su pierna izquierda sufrió una parálisis no permanente, pero que cambiaría definitivamente su forma de bailar.

Fue el primer caso de cambió de género reconocido por el Gobierno Popular de China que intentó forzarla a que se limitara a la danza tradicional, donde, como ya hemos dicho, esa ambigüedad formaba parte de la propia tradición cultural china. Muy al contrario, Jin Xing formó la primera compañía de danza contempóranea de China la Jin Xing Company con la que ha visitado los más importantes teatros internacionales.

 

Mujer inquieta donde las haya, canta jazz, ha actuado en varias películas y empezó una carrera en la televisión como jurado en un talent show, que, en un primer momento le supuso un despido por su condición de transexual, pero que finalmente le ha llevado a presentar su propio programa, siendo considerada según algunos la Oprah de China.

En 2005 contrajo matrimonio con un alemán y es madre, a pesar de las limitaciones del gobierno chino, de tres hijos adoptados.

 

 

El siguiente video es el concurso que ganó en 1985 para conseguir la beca que le permitió ir a Nueva York. En este momento aún estaba en el Ejército

 

Publicado en danza, pioneros y etiquetado , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × uno =