Los Kimonos del Museo de Bellas Artes de Boston (1): Uchikake y Furisode

Los Kimonos de La Colección de William S. Bigelow del Museo de Bellas Artes de Boston

Esta es una entrada que tiene exacta correspondencia con mi anterior post sobre W.S. Bigelow y Ernest Fenollosa, que podes leer aquí, y a cuyo legado pertenecen todas las obras, salvo la última.

Entre los más de 40.000 objetos de arte japonés que Bigelow donó al Museo de Bellas Artes de Boston, hay 900 que caen en el apartado de textiles y de ellos unos 264 son vestidos, entre los cuales la inmensa mayoría son kimonos, aunque también hay maguas y waitaos de origen chino. Lo que aquí os ofrezco es, por tanto, sólo una mínima porción del inmenso tesoro de textiles orientales que atesora el museo, fundamentalmente desde mediados del siglo XVIII a principios del XX, lo que en japonés llamarían el ultimo periodo Edo y el periodo Meiji. No sé si os gustarán como a mi, pero sí tengo que decir que hacer esta selección ha sido dificilísimo porque todos y cada uno de ellos son de una belleza sobrecogedora y lo digo, desde la enorme fortuna de haber visto en persona algunos de ellos. En la página web del museo podeis verlos con lupa, cosa que encarecidamente recomiendo.

He intentado, antes de hacer el post, imbuirme un poco en el mundo de los kimonos y confieso que me siento, aún después de haber leído bastante, como un niño que apenas ha escarbado con la uña la superficie del Himalaya. Tal es su complejidad y su sutileza, los matices de los colores, los símbolos y su iconografía, los distintos patrones del fondo, su evolución y usos, los diferentes tipos de cortes, de estampados y tejidos ,etc. Los kimonos varían de acuerdo al sexo, la edad, el estado marital, la profesión, la clase social, la época del año, la ocasión e incluso el estado anímico. He descubierto que incluso la colocación de la ropa interior, también kimonos por otro lado, puede servir para enviar mensajes muy sutiles.

En realidad, kimono es un término amplísimo que no significa más que cosa que se viste y que, por lo tanto, agrupa una constelación de diferentes tipos de prendas que quizás no tengan en común más que la forma de T y el hecho de que se visten. No voy a haceros, no temais, una enumeración de los tipos porque es para volverse loco pero sí he intentado con mi selección abarcar los más comunes y sobre todos los más suntuosos y hermosos, cosa que ya ha sido difícil por abrumadora. El resto como siempre lo dejo para las imágenes. Solo una recomendación: en Boston, visita obligada, obligadísima a esta hermosísima colección de William Sturgis Bigelow en el Museo de Bellas Artes.

  • Empiezo por los Uchikake: El uchikake es el rey de los kimonos o el más hermoso. Suele ser una parte del traje nupcial pero también puede usarse en ocasiones espeiales y solemnes. Es un kimono de mangas largas ricamente adornado con bordados de colores muy brillantes y con motivos generalmente de grullas, pinos, agua que fluye y flores. Está confeccionado con la mejor seda y la parte inferior está rellenada para darle más volumen. Se usa encima del shiromuku como una capa y sin obi (cinturón). Podríamos decir que es una especie de abrigo o sobrekimono. Es sin dudarlo el kimono más suntuoso y el reservado para ocasiones ceremoniales. Os pongo esta foto para que veais el uso.

 

 

1.- El primer día de la boda, la novia luce un kimono completamente blanco llamado, “Shiromaku” (shiro= blanco y maku=pureza, simboliza que la mujer es pura y va limpia de influencias para empezar una nueva vida en la casa de su esposo ( no tiene nada que ver con la costumbre occidental de la pureza o virginidad de la novia) . Encima y, a modo de abrigo, se lleva un uchikake también blanco o de tonos claros cuyo borde inferior lo tienen relleno como de un rulo de algodón para que cree una graciosa forma y ayude a repartir el peso, (pueden llegar a pesar más de 5 kilos depende de los bordados y del grosor de la seda.) Los bordados dan mucha información. Por ejemplo, en este caso, con un fondo de ramas de pino, vemos abanicos con grullas o garzas que expresan el deseo de un feliz matrimonio, tortugas que es un deseo de longevidad, y flores de ciruelo que hablan de la delicadeza y la hermosura de la novia, además de hacer un sutil comentario sobre la transitoriedad de la existencia.

 

 

2- El segundo día de la boda, era obligado llevar un uchikake rojo, aunque ahora ya se permiten otros colores, aunque siempre mayoritariamente tonos de rojo, el forro interior es casi siempre rojo, porque el rojo es el color de la suerte. Los motivos suelen ser pinos ,bambú, flores de cerezo y garzas o pavos reales, motivos cuya combinación llamada “shochikubai” son antiguos símbolos que auguran, longevidad, fidelidad, integridad y perseverancia.

Long-sleeved outer robe (uchikake) for wedding with design of bamboo, pine and decorated fan leaves in white, green, red, black and gold on a red damask ground with interlocking swastika pattern

 

3-Y finalmente para la tercera ceremonia se utiliza un uchikake mas formal, cuyo color ha pasado del antiguo negro al mas moderno colorido, aunque eso si, mas oscuro que los otros dos. Este en concreto está decorado con cortinas que se agitan al viento (kichô que evocan las oraciones budistas), garzas (feliz matrimonio), peonias (buena suerte), crisantemos (longevidad) y una miríada de tesoros en bordados de seda sobre una seda negra satinada; Revestimiento de seda rojizo-naranja y dobladillo acolchado.

Long-sleeved wedding robe (uchikake) with design of hanging curtains (kichô) decorated with birds, paulownia, chrysanthemum

 

4- Vestido exterior (uchikake) con mangas largas y dobladillo acolchado de suelo de crepe de seda grisáceo y diseño general de un paisaje con figuras y carros, posiblemente escenas de los Cuentos de Ise. Se puede ver que era de una mujer joven, primero por el largo de las mangas, que se harán cortas en cuanto se case, y después porque en general, aunque no siempre, los colores claros suelen estar asociados a la juventud. El tema de los Ise Monogatari reafirma esta suposición. Es de la era Meiji y po tanto segunda mitad del XIX.

 

 

05-El que sigue es un tipico uchikake de seda de una chica joven, no solo por el color azul claro y las mangas largas, sino porque el bordado ocupa toda su extensión. Según se vayan haciendo mayores se bordará menos superficie, dejando primero libre el hombro izquierdo y siempre de forma asimétrica. Ademas el bordado representa cajas de un juego de conchas que se llamaba kaioke. 

 

 

06- Uchikake de chica joven con floración del ciruelo. Dada la brevedad de la floración indicaba no solo belleza, sino fragilidad, delicadeza y la transitoriedad de la vida. Este es dentro 1868-1880. A resaltar el sello o emblema familiar que se lleva bordad (en este caso una flor) detrás de la nuca (la parte más erótica de una mujer según la estética japonesa) y en la mitad de las mangas.

 

07- Magnífico Uchikake exterior con mangas largas y dobladillo acolchado con diseño de la mítica Isla del Paraíso (Horai), incluyendo agua con niebla, flores de ciruelo, ramas de pino, grullas voladoras y totugas. La profusión del bordado y la longitud de las mangas hablan de una mujer de clase alta y joven, aun soltera. Dado el color oscuro podría tratarse también de un traje para la ultima ceremonia de la boda, cosa que podrían indicar el vuelo de las garzas

 

 

08- Uchiake con un bordado que evoca la piedad filial. El hecho de que el bordado vaya dejando libre una parte de los hombros nos habla de que se trata de una joven algo mayor. El tema de la piedad filial corrobora esta suposición. Las carpas indican que se trataba de una joven de gran riqueza, como confirma el bordado con hilos de oro.

 

 

  1. Uchikake de una noble soltera ya no muy joven por la ausencia de bordado, aunque el motivo de flores y abanicos que esparcen su perfume parece sin embargo aludir a su belleza. Vemos de nuevo los tres cartuchos conteniendo el emblema familiar que también aparecen en la parte delantera y que permitían reconocer a la dama, que solía andar, en el exterior, con la cabeza cubierta con una especie de velo.

 

11- Y el ultimo uchikake es un Uchikake de mujer casada. Os he puesto este ejemplo para que veais como las mangas se acortan bruscamente y el bordado es sustituido por el estampado de la tela

 

Outer-robe-uchikake-with-design-of-cherry-trees-in-white-and-green-silk-on-a-dark-blue-silk-satin-ground-lined-with-pale-blue-silk-damask

 

 

 

Empezamos con los furisode. Estos tienen siempre e invariablemente las mangas largas porque dejaran de usarse al contraer matrimonio. El ultimo furisode se usará en la fiesta previa a su boda. Inicialmente eran usados por niños y niñas de la nobleza. Este en concreto es un antiguo furisode de niño, corto como se ve. La forma circular de la garza sugiere que se trata del emblema familiar.

 

El siguiente es un furisode de niña de unos 10 años, corto pero ricamente bordado solo en la mangas. Como la mayoría de las mujeres lleva los tres discos con el emblema de su casa, dos en las mangas y uno en medio de la espalda.

 

 

Una de las diferencias fundamentales con el uchikake es que este kimono no es un abrigo o capa como era el uchikake, sino que se lleva ceñido con un obi o cinturón .Vestido de satén de seda azul claro de manga larga (furisode) con diseño de manojos de narcisos y líneas que sugieren bordado de agua con seda verde, blanca y amarilla. Antiguamente el furisode lo compraban o rentaban los padres para entregárselo a sus hijas cuando iban a cumplir 20 años, el furisode tiene diseños de patrones brillantes, coloridos y muy llamativos que abordan todo el kimono.

 

 

Furisode con floración de los ciruelos y las banderas de oración agitandose al viento. De nuevo los tres emblemas familiares en los hombros. El color rojo del borde es símbolo de buena suerte, Este sería el estilo más formal de kimonos que es utilizado por las mujeres jóvenes, solteras

 

 

 

05-Furisode blano con floración de los cerezos lo que sugiere que es para usar en pimavera. . El furisode está hecho con una fina, brillante y colorida seda, por ello este estilo de kimono es al que recurren las mujeres y las jóvenes en las ocasiones más especiales y formales como en las bodas de familiares (en caso de ser familiar soltera de la novia), en año nuevo, en la primera ceremonia del té del año, la floración de los cerezos etc… y es por ello que no son adecuados para vestir en entornos con un grado de formalidad menor, porque sería ir demasiado elegantes.

 

 

Este que sigue, probablemente, sea el último furisode de una mujer de soltera, usado en los días previos a la ceremonia de la boda pues el rojo estaba acotado para los vestidos de novia y los motivos de las garzas  significaban un matrimonio feliz

Los accesorios que serían adecuados para ponerse con el furisode son: un kimono interior coloreado o pintado con plantilla que resaltara con el color del kimono; un obi (cinturón) de colores brillantes; un obi-age (otro cinturón) confecciona en seda que se mostraría una parte del mismo por encima del obi y finalmente unas sandalias zōri con un brocado dorado. Al contrario que otros estilos de kimono el furisode es fácil de distinguir del resto por sus características mangas largas.






 

Publicado en artes decorativas, singulares y etiquetado , , , , , , , , , .

2 Comentarios

  1. Pingback: Los Kimonos del Museo de Bellas Artes de Boston (y 2): Atsuita, Karaori y otros – Raras Artes

  2. Pingback: La Poesía de la Naturaleza: Pinturas del Periodo Edo en el Metropolitan de Nueva York – Raras Artes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 2 =